Radar 24

El tío de Guaidó sigue desaparecido y su familia acusa directamente al régimen de Maduro

Esta tarde se cumplen 24 horas desde la desaparición del tío del presidente interino, Juan Guaidó, minutos después de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas. Juan José Márquez es piloto aviador y acompañaba a su sobrino en el retorno a su país. El líder opositor realizó una gira internacional durante 23 días, que le sirvió para ampliar las denuncias contra el Gobierno de Nicolás Maduro. La esposa de Márquez, dijo a la prensa este miércoles que el hombre quedó detenido en el área de migración y desconocen su paradero. La familia de Márquez y la oposición venezolana no dudan que la desaparición sea responsabilidad del régimen chavista.

«Detienen a un miembro de mi familia, a un padre, que quería regresar a su hogar. Está secuestrado, está desaparecido por la dictadura, la cobarde dictadura», dijo Guaidó minutos antes de presidir la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, cuyo debate se instaló nuevamente en una plaza al este de Caracas ante la imposibilidad de que los diputados opositores entren al Parlamento por estar militarizado y vigilado por los civiles armados, llamados «colectivos». La detención de Márquez desmontó la promesa de Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, al decir que «no pasaría nada» cuando llegara el rival político del régimen.

De esta manera quedó demostrado, que si bien Guaidó no fue trasladado a una prisión como se creía, tras burlar la seguridad del Estado y salir del país el 19 de febrero, pese a tenerlo prohibido, el hostigamiento hacia él viene de otra manera y hacia su entorno más cercano. La familia del presidente interino, a quien más de 50 países reconocen como el presidente legítimo de Venezuela, también denunció al director de seguridad del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Rafael Franco Quintero, y lo hicieron responsable de la integridad física de Márquez. Franco Quintero también le arrebató al jefe del Parlamento su cédula de identidad y una mujer de nombre Nubraska Padrón, que trabaja para la aerolínea Conviasa increpó a Guaidó al momento de su salida del aeropuerto.

El presidente encargado de Venezuela llegó el martes a Caracas cerca de las 16 de la tarde, hora local, en un vuelo de la compañía portuguesa TAP173 procedente de Lisboa, y fue sorprendido por un aluvión de insultos y agresiones físicas por parte de más de 200 personas afectas al régimen chavista y de supuestos trabajadores de Conviasa, la aerolínea venezolana sancionada recientemente por Estados Unidos por usar su flota de aviones para trasladar a chavistas corruptos. Guaidó y su familia aseguran que las autoridades que responden a las órdenes del régimen aprovecharon la trifulca para detener a su tío.

Las nuevas sanciones del Departamento del Tesoro llegan tras la polémica estancia de la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, en el Aeropuerto de Barajas-Madrid, en la que aprovechó para reunirse con el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, un encuentro que sirvió también para que la funcionaria conversara vía telefónica con el presidente Pedro Sánchez, aunque el gobierno español insista en negarlo. Guaidó advirtió nuevamente este miércoles que vendrán más sanciones para la cúpula chavista.

Comenta este Artículo