Radar 24

Fuerte aumento de casos de virus en el Líbano tras la mortal explosión del puerto

AP

El Líbano enfrenta un aumento en los casos de coronavirus luego de que una devastadora explosión en el puerto de Beirut a principios de este mes mató a decenas e hirió a miles, lo que llevó a los funcionarios médicos a pedir un cierre de dos semanas para tratar de contener la pandemia.

Se esperaba que el número de virus aumentara tras la explosión del 4 de agosto de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en el puerto. Alrededor de 180 personas murieron, más de 6.000 resultaron heridas y un cuarto de millón quedó con casas no aptas para vivir. La explosión arrasó los hospitales de la ciudad y también dañó gravemente dos que tuvieron un papel clave en el manejo de casos de virus.

Los funcionarios médicos habían advertido sobre los peligros de hacinamiento en los hospitales después de la explosión, en los funerales o mientras la gente buscaba entre los escombros. También estallaron protestas y manifestaciones después de la explosión cuando los libaneses expresaron su ira contra las autoridades.

El lunes, el Ministerio de Salud registró 456 nuevos casos y dos muertes, un nuevo récord diario después de los 439 casos de virus y seis muertes del domingo. Las nuevas infecciones elevan a 9.337 el número total de casos en el pequeño país de poco más de 5 millones. Líbano ha informado de un total de 105 muertes.

El virus causa síntomas leves a moderados en la mayoría de las personas, que se recuperan en unas pocas semanas. Pero es muy contagioso y puede causar una enfermedad grave o la muerte, especialmente en pacientes de edad avanzada o con problemas de salud subyacentes.

La fuerza de la ONU desplegada en el sur del Líbano a lo largo de la frontera con Israel informó que 22 de sus efectivos de mantenimiento de la paz dieron positivo. La FPNUL dijo que ha estado rastreando y analizando al personal que potencialmente había estado en contacto directo con una persona que dio positivo la semana pasada. Dice que ninguno de los miembros del personal de mantenimiento de la paz ha experimentado síntomas.

Por otra parte, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, dijo que cuatro palestinos murieron a causa del virus durante el fin de semana, duplicando a ocho el número de muertes en los campos de refugiados palestinos.

Las estrictas medidas impuestas la primavera pasada mantuvieron bajo control el número de casos en el Líbano, pero aumentaron después de que se levantaron el cierre y el toque de queda nocturno y se reabrió el único aeropuerto internacional del país a principios de julio.

El ministro de Salud, Hamad Hassan, advirtió que la cifra real podría ser mucho mayor. Luego de una reunión el lunes con funcionarios médicos que exigieron otro encierro de dos semanas, instó a todos a usar máscaras y dijo que el virus se ha propagado en todas las ciudades y casi todos los pueblos del Líbano.

“Es una cuestión de vida o muerte”, dijo Hassan, y agregó que pronto los hospitales públicos y privados no podrán aceptar más pacientes.

El sector de la salud de Líbano se ha visto amenazado por la pandemia que azotó en medio de una crisis económica y financiera sin precedentes. La explosión en el puerto de Beirut solo aumentó la presión sobre los hospitales de Beirut, dejando fuera de combate al menos a tres de ellos.

El Dr. Firas Abiad, director general del Hospital Universitario Rafik Hariri, que lidera la lucha contra el coronavirus, describió la situación como “extremadamente preocupante” y advirtió que sin un cierre, las cifras seguirán aumentando “sobrepasando la capacidad del hospital”.

Hassan instó a todos los expatriados o extranjeros que regresan al Líbano a que no abandonen sus hoteles hasta que sean examinados y autorizados. Las personas que viajen al Líbano deberán someterse a la prueba antes y al llegar.

Petra Khoury, asesora médica del primer ministro saliente Hassan Diab, tuiteó que la tasa positiva de COVID-19 ha aumentado del 2,1% al 5,6% en solo cuatro semanas.

“El virus no diferencia entre nosotros”, dijo, advirtiendo que una tasa del 5% es una “amenaza real”.

Irán, que tiene el brote de coronavirus más grande y mortal de la región, mientras tanto reportó 165 muertes más, lo que eleva su número total de muertos a 19.804. El Ministerio de Salud ha notificado un total de 345.450 casos.

Comenta este Artículo

SÍGUENOS HOY

Forma parte de nuestra comunidad en constante crecimiento y mantente informado en todo momento y lugar.