Radar 24

Misión de Observación Electoral de la OEA reconoce exitosa celebración de elecciones dominicanas

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (MOE/OEA), bajo la Jefatura del expresidente de la República de Chile Eduardo Frei Ruiz-Tagle, saluda el compromiso cívico del pueblo dominicano que asistió a las urnas en medio de circunstancias complejas y excepcionales, en el contexto de la pandemia de Covid-19. Asimismo, reconoce el esfuerzo extraordinario de las autoridades electorales en la organización exitosa de los comicios, que además constituyeron el tercer proceso electoral del año en curso.

La Misión desea felicitar al presidente electo Luis Abinader y a la Vicepresidenta electa Raquel Peña por su triunfo en las urnas, junto con las autoridades congresuales también electas. Destaca asimismo la madurez democrática con que los distintos actores políticos reconocieron de manera oportuna los resultados. Estas actitudes de responsabilidad política hacen más fuertes nuestras democracias, en un momento en que deben enfrentar grandes retos económicos y sociales.

La organización de estos procesos electorales representó un desafío para las autoridades. Este desafío fue compartido por la OEA, que ha venido apoyando el ciclo de elecciones desde hace más de 10 meses. En el 2020, la Organización ha desplegado en República Dominicana tres misiones de observación electoral y una auditoría que permitió identificar las causas que impidieron la correcta implementación del voto automatizado en las elecciones municipales suspendidas en febrero.

Para esta elección en particular, la MOE/OEA se instaló en el país el 29 de junio e implementó una metodología presencial y virtual, debido a las restricciones de viajes y cierre de fronteras. Estuvo integrada por 73 expertos y observadores internacionales de 18 nacionalidades, de los cuales 57 estuvieron en el territorio dominicano, 6 observaron las elecciones en Miami, Madrid y Nueva York, mientras el resto trabajó de forma remota desde distintos países.

Atendiendo los protocolos sanitarios establecidos por el gobierno, todos los miembros de la Misión que viajaron a República Dominicana desde el exterior se realizaron pruebas de Covid-19 y verificaron estar libres del virus previo a su llegada al país. Asimismo, antes del arranque de la Misión se implementaron una serie de medidas, incluyendo la entrega de materiales de protección personal, el establecimiento de espacios de trabajo que permitieran el distanciamiento físico, el acondicionamiento de vehículos para el desplazamiento, entre otras.

Jornada electoral

La Misión destaca que todas las mesas abrieron en el territorio nacional y contaron con el material electoral indispensable para el inicio de la votación. También valora el esfuerzo de los miembros de los colegios electorales y los delegados de partidos políticos, así como de las fuerzas de seguridad, que trabajaron de manera incansable durante largas horas, con las incomodidades propias de una elección y las medidas adicionales para prevenir contagios.

Los centros de votación visitados por la Misión contaron con productos desinfectantes, mascarillas, guantes y toallas húmedas, además de indicaciones para guardar la distancia entre los votantes al interior. Sin embargo, en el exterior de los recintos se registraron importantes aglomeraciones de personas que no cumplieron con el distanciamiento físico.

La jornada de votación transcurrió de forma ordenada y tranquila, con incidentes aislados de violencia y reclamos por retrasos en la apertura de las mesas. La Misión lamenta que en uno de esos enfrentamientos haya muerto un delegado del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y otras dos personas resultaran heridas y espera que se haga justicia.

Los observadores de la OEA constataron compra de voto en las inmediaciones de los recintos electorales por parte de diversas fuerzas políticas. La Misión reitera de manera enfática que esta ha sido una práctica constante en los procesos electorales dominicanos, que no ha sido suficientemente combatida. La MOE/OEA insiste en la importancia de que se adopten medidas contundentes para erradicar este comportamiento, cuya eliminación es una responsabilidad compartida de las autoridades administrativas, policiales y judiciales, así como de los propios actores políticos y partidarios, y de la ciudadanía en general.

Las mesas de votación comenzaron a cerrar a las 05:00 pm y el conteo de votos en las mesas observadas transcurrió con normalidad. A las 08:30 pm el Presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán, inició la transmisión de resultados, entregando a la ciudadanía los datos de manera fluida a través de distintas plataformas.

La fiesta cívica que se vivió el día de ayer brinda una oportunidad a la República Dominicana para erradicar prácticas perniciosas que han estado presentes durante muchos años en su vida política electoral. La compra de votos, la entrega de dádivas, la participación política gubernamental en todos los niveles, son actividades que generan inequidad en la contienda y que sucedieron a la luz de la debilidad institucional de la fiscalía electoral, que carece de mecanismos legales, financieros y humanos para poder hacer frente a estas conductas.

Sumado a lo anterior, la Misión destaca la incertidumbre en torno a la cantidad de delegados que los partidos o alianzas podían acreditar ante los colegios electorales y las condiciones para la votación de las personas que se encontraban en fila al cierre de la jornada. La Misión considera que estos temas deben estar claros y no ser objeto de controversia días antes de un proceso electoral.

En los próximos días, la Misión dará a conocer su informe preliminar, que incluirá un análisis sustantivo de aspectos clave del proceso electoral, tales como organización y tecnología electoral, participación política de las mujeres, justicia electoral y financiamiento político. El informe final, que será entregado al Consejo Permanente de la OEA, incluirá todas las observaciones y recomendaciones de las tres misiones desplegadas en el país. Esas recomendaciones, sumadas al trabajo realizado por el equipo de auditoría serán una herramienta de gran valor técnico para las mejoras, operativas y legislativas, que demanda el sistema electoral dominicano.

La experiencia vivida en la República Dominicana es fundamental para otros países de la región que también están luchando por mantener en curso sus procesos electorales en medio de una pandemia. Solo en unas semanas sabremos si las medidas implementadas fueron suficientes y oportunas.

Por último, cabe destacar que las misiones desplegadas en el país durante este año han sido posibles gracias a las contribuciones de Alemania, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Corea, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Italia, México, Países Bajos y Panamá.

Referencia: C-071/20

 

Comenta este Artículo

SÍGUENOS HOY

Forma parte de nuestra comunidad en constante crecimiento y mantente informado en todo momento y lugar.