Radar 24

Por qué Santo Domingo está donde está

Bernardo Vega

Esta semana celebramos otro aniversario de la fundación de la ciudad de Santo Domingo pero la capital dominicana debió haber estado en nuestra costa norte, donde se ubican La Habana y San Juan, las capitales de las otras dos islas mayores, más cerca de Europa y Norteamérica y también vecina de las fértiles tierras del Cibao, en contraste con las grandes sabanas del sur. Debió de haberse colocado en Puerto Plata o Montecristi.

Pero el Almirante de la Mar Oceana había dejado a tripulantes en otro lugar de la costa norte, en La Navidad, cercano a la Limonade, en la actual Haití y, durante su segundo viaje, después de encontrarlos muertos, buscó otra ubicación en esa misma costa. Vientos inclementes impidieron anclar su flota en Puerto Plata y tuvo que optar por un paraje menos resguardado, La Isabela, donde fundó la ciudad

Pero el oro en el norte escaseaba y la india Ozema le sopló a su novio español que donde abundaba era en el sur, en el rio Haina, a la altura del actual kilómetro 28 de la autopista Duarte y en Pueblo Viejo, Cotuí. Los expedicionarios encontraron al Ozama más resguardado que el Haina y también más generoso. El cronista Oviedo (está enterrado en nuestra catedral. ¿Cuándo lo encontraremos?) escribió: “Un río de muchos pescados, de muy hermosas lizas e matan en él mucho y grandes manatís” (tomen nota nuestros ecologistas).

Los españoles construyeron a la hoy ciudad capital encima de viviendas de los taínos ubicadas en ambos lados del río, como lo evidencian los recientes trabajos de arqueología y que corroboran lo dicho por el buenote del Padre Las Casas: “Río de la Hozama, que así lo llaman los indios, río muy gracioso y que estaba todo poblado de la una y de la otra parte y este es el rio donde agora está el puerto y la ciudad de Santo Domingo”.

Pero cometieron el error de fundar la ciudad en el lado este del río, aprovechando un bello manantial ubicado donde hoy está el muelle de Molinos Dominicanos. Pronto se dieron cuenta que todo el tráfico humano procedía de Haina y se economizarían el tener que cruzar el río si esta se refundaba en el lado oeste. Además en esa ribera también habían manantiales. Antes de mudarse, los españoles metieron preso a su Almirante de la Mar Oceana, víctima de chismes políticos, en un foso ubicado en la playa del río, al cerca de las actuales ruinas de la Capilla del Rosario, vecina de los Molinos, en lo que llegaba la carabela que lo llevaría a España.

Poco después del traslado de la ciudad a su ubicación actual fue construida la Torre del Homenaje donde, según las épocas, ondeó la bandera española, inglesa, francesa, haitiana, dominicana y norteamericana. Santo Domingo sobrevivió su captura por Drake, el amago de control por parte de Penn y Venables, fue sitiada por tropas francesas y haitianas, sufrió los veintidós años de dominación haitiana y los ocho de control norteamericano. San Zenón casi la destruyó y en 1965 enfrentó una guerra civil y otra intervención norteamericana. Hasta el inicio de la construcción del malecón, a principios del siglo XX, la vida de la ciudad estuvo orientada hacia el Ozama, en cuyas playas frente a la Puerta de la Misericordia y mirando hacia la célebre ceiba, funcionaba el mercado de víveres y de exportaciones e importaciones, tal como lo pintaría Camille Pissarro en 1850.

Santo Domingo de Guzmán (1170-1221), el fundador de la Orden de los Dominicos, nació un 6 de agosto y murió también un 6 de agosto. La ciudad fue fundada un 5 de agosto y recibió su nombre. Es una figura controversial, pues muchos lo vinculan a la sangrienta y cruel Inquisición. Lo que sí es cierto es que persiguió a los cátaros gnósticos de la región francesa de Languedoc, cuyo castillo visité y que hoy honra al santo, quien está enterrado en Boloña, cuya tumba también pude apreciar. Soñó con un perro por lo que los miembros de su orden son considerados como “Domini Canes” (Los perros del señor). Por eso en el escudo de la UASD aparece un perro, por haber sido fundada por Dominicos.

Comenta este Artículo

SÍGUENOS HOY

Forma parte de nuestra comunidad en constante crecimiento y mantente informado en todo momento y lugar.